Los conflictos son una parte esencial de las relaciones, cómo resolverlos es una decisión que afecta tanto a las personas como a las empresas. Desde BOUTIQUE LEGAL & tech ofrecemos asesoramiento y alternativas para solucionarlos.

Ayuda en la resolución de las controversias y conflictos derivados de la actividad empresarial en cualquier ámbito, pero con especial eficacia en los mercantiles y civiles:

Conflictos Externos: derivados de los contratos con proveedores, clientes y asociados, relaciones jurídicas entre empresas, conflictos internacionales, reclamaciones de aseguradoras…

Conflictos Internos: Controversias societarias entre los socios, directivos o personal interno de la empresa, sociedades familiares, conflictos entre comunidades de propietarios, contratos civiles, compraventas…, etc.

  • Con rapidez
  • Ahorrando costes directos e indirectos
  • Con un proceso flexible, adaptado a sus necesidades
  • Ahorrando tiempo
  • Con absoluta confidencialidad
  • Conservando la buena relación con la otra parte

 

Desde BOUTIQUE LEGAL & tech prestamos asesoramiento sobre la mejor manera de afrontar cualquier tipo de controversia.

La resolución alternativa de conflictos (o ADR, Alternative Dispute Resolution) es un instrumento para resolver controversias de forma extrajudicial. Nace con el fin de evitar la, casi siempre traumática, confrontación directa entre los interesados ante la justicia ordinaria, que suele terminar con una ruptura total de las relaciones o el negocio. Sus principales herramientas son el Arbitraje y la Mediación.

Dadas las dificultades que atraviesa la situación de la justicia en Europa, y especialmente en España, las ADR están ganando fuerza entre particulares y empresas, que cada vez confían más en ellas para solucionar diferencias y conflictos en el seno de las empresas de tipo civil, mercantil y laboral.

Tenemos como principal objetivo, impulsar la utilización de las ADR y ponerlas al alcance de las empresas, consiguiendo que éstas hagan uso de estas herramientas en la resolución de los conflictos.

 

Las ventajas son:

  • Rapidez
  • Confidencialidad
  • Imparcialidad
  • Conocimiento
  • Experiencia
  • Seguridad
  • Economía

 

¿Qué es el arbitraje?

Es un proceso, al amparo de la Ley 60/2003, de 23 de diciembre, en el cual se resuelven las diferencias que surgen en las relaciones entre dos o más partes, quienes acuerdan la intervención de un tercero (árbitro o tribunal arbitral) para que los resuelva, manteniendo todas las garantías legales.

El laudo o resolución del tribunal arbitral es de ejecución inmediata pudiendo ser anulada únicamente por limitadas causas descritas en la ley.

Los árbitros pueden ser seleccionados, de mutuo acuerdo, por las partes o bien por la Comisión de Designación de Árbitros de la Fundación que garantiza la especialización, imparcialidad y experiencia del árbitro en el ámbito de la controversia.

El arbitraje asegura una resolución a los conflictos rápida y eficaz, con todas las garantías legales necesarias.

 

Ventajas de arbitraje

La vía del Arbitraje lleva a una resolución de la controversia eficaz, a través de un procedimiento con todas las garantías legales, y un laudo de ejecución inmediata, evitando los costosos y lentos procedimientos de la congestionada justicia española.

Rapidez: Dada la sobrecarga actual de los Juzgados y Tribunales, el arbitraje aparece como una alternativa extrajudicial en la que en un plazo breve de 6 meses podría quedar solucionada una controversia que de otra forma tardaría años.

Confidencialidad: La esencia privada del Arbitraje hace que nadie, salvo las partes procesales pueda tener acceso a las actuaciones del procedimiento.

Calidad Profesional: Los árbitros designados cumplen con los criterios más exigentes y se diferencian por su alto nivel de formación y profesionalidad.

Flexibilidad: El arbitraje permite que, dentro de los límites legales establecidos, se adapte el procedimiento a las necesidades, y circunstancias de los particulares.

Economía: Al evitar las dilaciones y los riesgos procesales de la justicia ordinaria, el arbitraje resulta una alternativa mucho más económica, teniendo en cuenta que se reducen los costes directos e indirectos.

 

¿Qué es la mediación?

La mediación es un método basado en técnicas especializadas de negociación que permite la resolución de conflictos de manera pacífica, a través del diálogo entre las partes, donde el mediados como tercero neutral las acompaña para que ellas mismas, como protagonistas, encuentren las soluciones más beneficiosas.

La característica principal de la Mediación es la Voluntariedad de las partes y la Confidencialidad de todo el proceso. Esto significa que en ningún momento queda en manos de un tercero el poder de decisión. Son ellas, con ayuda del mediador, quienes proponen y negocian la mejor solución para resolver sus diferencias, con la más absoluta confidencialidad garantizada por ley. El acuerdo, previa elevación a escritura pública, es plenamente ejecutivo.

La mediación es una alternativa para resolver conflictos que asegura un resultado satisfactorio para ambas partes y permite mantener las relaciones con la otra parte.

BOUTIQUE LEGAL & tech se especializa en la Mediación mercantil y civil, teniendo también una amplia experiencia en otro tipo de controversias.

 

Ventajas de la mediación

La mediación es el instrumento perfecto para la solución de conflictos de forma amistosa, en los que la voluntad de las partes es llegar a un acuerdo y resolver las controversias manteniendo la buena relación previa al nacimiento de las diferencias.

Voluntariedad: Las partes mantienen el control de las decisiones durante todo el procedimiento. El mediador tiene la tarea de organizar conducir e impulsar el proceso de medicación, siendo siempre el poder de decisión de las partes, que pueden abandonarlo en cualquier momento sin consecuencia alguna.

Vinculante y ejecutivo: El acuerdo firmado por las partes tiene fuerza de cosa juzgada. Se trata de un acuerdo en el que sólo queda retratada la voluntad de las partes, que al firmarlo se obligan a su cumplimiento.

Confidencialidad: La mediación se produce en un entorno de máxima confidencialidad. Tanto las partes como el mediador quedan sujetos a un deber de confidencialidad. Si no llegasen a un acuerdo, posteriormente, las partes pueden iniciar una acción judicial o arbitral.

Garantizada por la Ley que establece la no revelación de la información obtenida durante el procedimiento.

Rapidez: La mediación está diseñada para llegar a un acuerdo de la forma más rápida.

Proceso económico: Es un proceso muy económico ya que reduce tiempos y elimina factores externos que generan importantes costes.

Amistoso: La resolución del conflicto pro medio de un acuerdo ayuda a mantener la relación con la otra parte resolviendo el conflicto de manera consensuada, sin vencedores ni vencidos.

Para poder dar un presupuesto es preciso contactar con BOUTIQUE LEGAL & tech a fin de conocer el ámbito de la actividad, de riesgo, realizar un estudio y análisis de la empresa y fijar así los honorarios.